EXPOSICIONES

 

EXPOSICIONES TEMPORALES

El Ciclo de Exposiciones Temporales, tiene como objetivo dar a conocer el trabajo artístico / artesanal de los Maestros Artesanos del Arte Popular Mexicano, con la intención de generar nuevos vínculos comerciales, además de ser un reconocimiento por su aportación a la cultura, siendo un homenaje al legado que han dejado nuestros ancestros y que aun perviven en las manos de nuestros Maestros Artesanos.

Este ciclo brinda un espacio dedicado a fomentar y difundir nuestra bella cultura, a través de los medios masivos de comunicación, la creación de vínculos con las diferentes instituciones públicas, privadas, empresarios y coleccionistas. Visibilizando la forma de trabajar de los Artesanos y su lucha contra la pobreza fomentando relaciones comerciales justas y solidarias.

EXPOSICIÓN COLECTIVA ARTE POPULAR DE JALISCO

ARTESANOS PARTICIPANTES

Pablo Pajarito
Gerardo Ortega
Hermanos Mateo
José Luis Cortéz
Fernando Jimón
Gabriel Tavares
Adrian Rodríguez
Pedro Romo


DURACIÓN Y HORA

Del 15 de marzo al 30 de abril
De 10:30 AM a 6:30 PM

LUGAR

Instalaciones del
Centro Cultural Artezzanos
Calle Limón Sur No.16
entre Río Nilo y Cedro
Lomas del Camichín
45403, Tonalá, Jal.


MÁS INFORMES

Tel. (33) 1076-9910

info@ccartezzanos.com

TÉCNICAS PARTICIPANTES

BARRO CANELO
El nombre de Barro Canelo, se debe a los colores que asemejan a la canela y la loza de olor porque la arcilla al ponerse en contacto con el agua despide un olor característico, se dice que “huele a tierra mojada”. Su origen es el de recipientes para conservar el agua fresca.
Una manera de saber si es auténtico es pegarle los labios y estos quedaran adheridos al barro. Esta técnica ha pasado de generación en generación a través de manos que transforman hermosas obras de arte en ésta técnica.
Muy arraigado en el gusto popular, de sobrio color y brillante textura, el barro canelo se elabora principalmente en El Rosario, Tonalá.
BARRO NEGRO ESGRAFIADO
El Barro Negro Esgrafiado, se elabora al igual que la mayoría de las artesanías de esta región mezclando el barro blanco y negro para crear piezas utilizando moldes, una vez elaborada la pieza que en su mayoría son ornamentales, se alisa y se aplica un engobe colorado y se decora esgrafiando (decorado en cortes) cuidadosamente a mano utilizando una puntilla metálica para.
La arcilla usada en la fabricación de esta técnica no es negra en sí misma, el negro es un efecto que se logra después del horneado.
La pieza se pule con una piedra lisa, este proceso se conoce como bruñido. Enseguida se quema en el horno, se saca caliente y es llevada a una cama de hojas de eucalipto, la combustión de éstas es lo que hace que la pieza se vuelva negra.
BARRO BANDERA
Dentro de la gran variedad de formas de trabajar el barro, Tonalá nos presenta una de las más antiguas tradiciones: Barro Bandera. Se decora utilizando la pintura blanca y verde, realizando trazos muy finos hasta formar figuras de animales, flores y hojas.
Los objetos producidos son botellones, jarras, platos, bules, cajitas con tapa, entre otros; los objetos miniatura son creaciones representativas de ésta técnica. Su proceso de elaboración en muy parecido al del barro bruñido, su diferencia radica en los colores de las piezas, los mismos de la Bandera Mexicana: sobre un fondo rojo, se añadía la decoración en colores blanco y verde.
TELAR DE PEDAL
El Telar de Pedal, es una técnica tradicional de textiles de los pueblos indígenas de México, mediante lo cual se confeccionan coloridos rebozos, chalinas y tapetes, entre otras piezas. El telar en pedal tiene como base una estructura de madera a través de la que sentados con el movimiento de las manos y los pies, van hilando cada uno de los tejidos de algodón y lana principalmente.
La riqueza de estos telares se encuentra en las estructuras y técnicas de las piezas textiles, las confecciones son muy apreciadas en el mercado nacional e internacional al ser productos hechos totalmente a mano y contar con una notable variedad de colores, diseños e imágenes que son parte del patrimonio cultural de nuestro país.
BARRO BETUS
El Barro Betus es la rama alfarera más popular en Santa Cruz de las Huertas, Tonalá. Data de la época colonial. Figuras fantásticas con motivos diversos, como leones con cara de sol, lechuzas, gallos, iglesias y arcas de Noé.
Las piezas reciben este nombre de ‘betus’ ya que después de pintadas y quemadas en el horno de baja temperatura reciben un ‘embetunado’ que le da brillo a éstas.
Hacia finales de los años sesentas innumerables piezas de esta técnica, fueron cotizadas internacionalmente y en esa época se catalogó con la denominación de: surrealismo fantástico. Por las características oníricas, fantasiosas e imaginativas; lo más característico son los colores llamativos; la mezcla de estos colores fuertes sobre piezas como perros, caballos, leones, nahuales, tastoanes, entre otros elementos típicos de la cultura tonalteca y mexicana.
BARRO BRUÑIDO
Es una de las ramas más antiguas de la alfarería, de la cual se derivaron algunas otras técnicas en barro. Las piezas elaboradas con ésta técnica tienen un aspecto brillante y terso. Esta alfarería exige de una sola cocción a una temperatura de 500 a 600 grados. Es la más antigua y de mayor tradición prehispánica. La maestría en el dibujo es una de sus características más notables. Predomina una tendencia decorativa “pura”, con motivos florales más bien abstractos y representaciones simbólicas de animales y formas geométricas que fueron revaloradas a partir de las vanguardias.
Se incorporaron luego a la temática los símbolos de la mexicanidad: él águila, la serpiente, el nopal y las atávicas grecas prehispánicas para conformar escenarios en síntesis de una muy particular caracterización.
Para su elaboración se emplean moldes sobre los que se vierte la masa de barro en forma de tortilla. Las asas, orejas y detalles de pastillaje se modelan aparte y se incrustan luego en la pieza total. Se deja orear para luego alisarse. Recibe un baño del engobe, cumpliendo con el propósito de cubrir los poros y servir como base o fondo para la pintura. El dibujo se logra con colorantes de barros locales. Finalmente viene el bruñido, que no es otra cosa que el brillo final que se obtiene por el afán de frotar con una piedra mineral llamada “pirita” la superficie de la pieza, cerrando con ello los poros e imprimiéndole un toque mágico. Al final se somete la pieza a la cocción. El resultado artístico es asombroso.
VIDRIO ESTIRADO
El vidrio es un material que ha sido dominado por la mano del hombre; tratándolo con cierta delicadeza y habilidad, nos permite crear formas caprichosas y volúmenes que se conjugan con uniones, generando un verdadero trabajo artesanal.
El vidrio estirado como su nombre lo dice, consiste en estirar pequeñas barillas sólidas de vidrio con la ayuda de un soplete que calienta el vidrio y se comienza a moldear para crear detalladas figuras de ornato como son campanas, figuras de animales, flores y un gran número de figurillas que reflejan la creatividad, la dedicación y el ingenio de manos mexiquenses que se deleitan desarrollando esta actividad.
PIEDRA BASALTO
En San Lucas Evangelista se tiene una tradición de más de 200 años fabricando el molcajete que pasa de generación en generación. Los artesanos de esta localidad transforman la piedra de basalto en verdaderas obras de arte, y gracias a su talento y creatividad ofrece al mercado hermosos molcajetes, metates y un gran número de artesanías.
Gracias a esta importante tradición en San Lucas Evangelista los artesanos unidos de esta población elaboran el molcajete más grande del mundo realizado con esta roca volcánica de color oscuro, para romper el record que lo tiene Moyahua, Zacatecas. El objetivo es que continúen escuchándose las cinceladas de los artesanos de esta delegación de Tlajomulco, para que los molcajetes de este pueblo artesanal sean conocidos por todos los mexicanos y que sigan siendo su principal sustento.